Menu
Escuela del sol
Misión

Enseñar y aprender con responsabilidad, compromiso y esfuerzo, en una convivencia solidaria, respetuosa, y armónica, a través del ejercicio cotidiano del trabajo en equipo.


Visión

Formar seres humanos íntegros y capaces de usar los conocimientos adquiridos de manera eficaz, creativa y ética en un mundo cambiante.


Ejes transversales

Educación ética y ciudadana
Educación ambiental y vida en la naturaleza
Educación sexual y afectiva
Educación para la salud
Educación creativa y expresiva


identidad institucional

Somos una escuela pública de gestión privada, inscripta en la enseñanza oficial, laica, independiente, inclusiva, democrática, flexible, comprometida hacia adentro y hacia afuera, sensible, solidaria, no discriminadora, potenciadora de capacidades, con criterios de admisión y permanencia.

MARCO LEGAL DE REFERENCIA

Constitución Nacional. Constitución provincial. Ley Nacional de Educación Nº 26206. Ley Provincial de Educación Privada 0695 y Decreto 1255/77 que regula la Ley. Resolución Consejo Provincial de educación N1 155/11 Promoción, acreditación, certificación y titulación de estudiantes con discapacidad. Ley Protección Integral de Niñez y adolescencia 2302. Ley 2786 Violencia contra la mujer. Ley 2635 Prevención de violencia infantil. Ley 2212 Violencia Familiar. Ley 26743 Identidad de género. Ley 26150 Educación sexual integral.


La Escuela del Sol se propone ser una
escuela "abierta para todos":

Llámese educación inclusiva, educación en y para la diversidad; todos estos términos mantienen una idea en común: responder a las necesidades de todos nuestros alumnos con independencia del grado de necesidad que presentan. Nuestro objetivo es brindar una educación sin exclusiones en la que convivan y aprendan alumnos de distintas condiciones sociales, de diferentes culturas y distintas capacidades e intereses.

Sabemos y respetamos que cada alumno comprende y aprende de manera diferente. Por eso trabajamos para validar los procesos individuales de aprendizaje sin caer en desilusiones: valoramos los pequeños logros, los avances y también los retrocesos. Somos conscientes de que el error es una forma más de aprendizaje.

Como escuela nos es crucial despertar en nuestros alumnos su capacidad de asombro frente al conocimiento. Proponemos espacios donde pueda desplegarse la creatividad y el pensamiento crítico. Y para esta tarea es importante el acompañamiento de cada familia: compartiendo experiencias con sus hijos que los motiven a participar de instancias de intercambio y producción de conocimientos escolares; apoyando y creyendo en la escuela y su capacidad para transmitir cultura; valorizando el saber y los momentos para aprender.

Queremos lograr que la escuela sea un espacio de formación permanente, un espacio de humanización, un espacio donde predomina el deseo de conocer, un espacio asentado en vínculos de respeto, un espacio de solidaridad, un espacio de real aprendizaje de la ciudadanía.

El trabajo y el esfuerzo basado en la presencia de un grupo, suma fuerzas y es el sustento institucional. En este sentido, creamos espacios permanentes y sistemáticos de apoyo, de contención, de formación y de evaluación.

Somos una escuela en constante reflexión. Siempre nos estamos cuestionando nuestro presente para saber cuáles serán los próximos pasos que vamos a dar.